miércoles, 2 de marzo de 2011

EDITORIAL:

Cuando se inició la actividad de nuestra Asociación, las personas necesitadas de una ayuda mínima de alimentación se centraba en un estrato de nuestra sociedad muy definido: mendigos, transeúntes, etc., desgraciadamente hoy, nuestra caseta ubicada en Pasillo de Santo Domingo (Junto al Hotel IBIS de Málaga) está obligada atender a un mínimo de 500 personas que consumen diariamente 1.000 bocadillos, otros tantos vasos de leche, zumo o café.


La paradoja de la situación, es que este estrato social, ya no tiene nada que ver con nuestros inicios. Familias en paro, personas que no cobran el mínimo de ayudas estatales y mayores con pensiones insuficientes o bajas engrosan desgraciadamente las colas en nuestro quehacer diario.


Nuestra Asociación cuenta con un grupo de voluntarios, que diariamente realizan la recogida de alimentos necesarios, para lo que contamos con una furgoneta donada por la entidad financiera La Caixa. A partir de la recogida de alimentos, este grupo se dedica prácticamente todo el día a la preparación de los bocadillos y bolsas, siendo la entrega de las mismas en el horario de 17,30 a 21,30 en nuestra caseta.


Desgraciadamente, los acontecimientos de ésta crisis y por ende el aumento de familias en paro, están provocando que nuestra capacidad de hacer frente a estas necesidades básicas nos lleven al día a día y todo ello gracias a personas altruistas que acuden a nuestra caseta ofreciendo todo tipo de alimentos. Esta situación nos está obligando a cambiar nuestros principios de fundación, necesitando que parte de nuestros esfuerzos se dirijan a empresas, colectivos y organismos oficiales solicitando ayuda sin renunciar a nuestros principios básicos: NO QUEREMOS DINERO, PREFERIMOS TU APORTACIÓN EN ALIMENTOS.


Acude a nuestro centro, ven junto a tú conciencia y corazón. Encontraras a un grupo de personas que no pertenecen a ningún grupo político ni religioso, simplemente obreros, parados, jubilados, directivos que han encontrado un sentido a su vida. MIRA AL AVARO, EN SUS RIQUEZAS, POBRE...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada